Buko y los Yukants

Su nombre no es Buko, pero todos lo llaman así. No puede volar, pero alzarse por encima de las nubes sin avión es lo que siempre ha querido. Buko ha oído que hay cosas que son sencillamente imposibles, pero muy distinto es lo que le dice su corazón.

Ella o tiene nombre, pero todos la llaman Yuki, como al resto de los niños de la isla. Buko, ese chico tan raro, le ha dicho que todo es posible, pero muy distinto es lo que a ella le dice su corazón.

Picotazo… bueno, ese sí es su nombre. No hay nada imposible para él, salvo aterrizar sin rebotar. Picotazo tiene un corazón de oro, literalmente.

El resto de la historia es mejor que la descubras tú. Buko y los Yukants es un libro que nos enseña que tan solo el miedo nos aleja de la felicidad.